miércoles, 4 de mayo de 2011

Familia y escuela. Semejanzas y diferencias.

La familia es el primer espacio de socialización de los niños y es a su vez, el nexo de unión entre las diferentes instituciones educativas en la que participa, incluyendo la más importante de ellas: la escuela.
Esta relación matricéntrica de la familia se expresa en:
  • ámbito de referencia obligada (se puede cambiar de escuela o de otra institución educativa no formal pero no de familia)
  • ámbito de toma de decisiones sobre la inserción en otras instituciones educativas, incluida la escuela.
  • ámbito que interviene informalmente o formal representando a los niños en la escuela y otras instancia educativa.
  • ámbito mediador de conflictos entre los niños y las instituciones educativas.
  • ámbito de proyección de las experiencias vividas en otros entornos.
Esta posición privilegiada de la familia en la formación de sus hijos la puede ocupar también por los puntos de contactos y las semejanzas con las instituciones educativas, en particular con la institución escolar.
Las semejanzas entre ambos contextos educativos pueden resumirse en:
  • Pertenencia a una misma cultura.
  • Comparten objetivos generales en término de un código moral, normas de conductas y capacidades deseables.
  • Coinciden en la misión educativa de promover el desarrollo integral de niños y niñas.
  • Asumen la función la función de cuidar y proteger a la joven generación.
A pesar de estas semejanzas, existen más diferencias entre ambas instituciones sesgan la interacción. Los elementos que marcan la diferencia son las funciones, la organización espacio – temporal y los participantes.
La escuela es una organización laboral que se caracteriza por su carácter organizativo burocrático, sus normas, un sistema de roles desempeñados por profesores y alumnos que se diferencian de las relaciones interpersonales del espacio familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada